6 Problemas que enfrenta el Familar Cuidador y cómo manejarlos

  • Post author:
  • Post category:blog

Cuando eras pequeño, no imaginabas que tus papás, tu pareja, hijos o hermanos necesitarían ayuda. El cambio de mentalidad de ser el familiar cuidador puede drenarte emocionalmente. Así que no te castigues por sentirte frustrado, recuerda que no estás solo y que muchas familias enfrentan desafíos similares. Esperamos ayudarte hablando de de los problemas que enfrenta el Familar Cuidador y las soluciones que proponemos.

¿Eres un cuidador familiar?

Como cuidador familiar puedes ser responsable de tareas físicas, emocionales y financieras de tu pareja, cónyuge, padres u otros familiares. Estás a cargo debido a una enfermedad, lesión o discapacidad.

La mayoría de las familias no tienen una discusión formal sobre la responsabilidad del cuidador. La decisión sucede lentamente con el tiempo. Un minuto estás ayudando a tus padres con cosas pequeñas y al siguiente su vida depende de ti. Esta falta de comunicación por adelantado, junto con la progresión de sus necesidades, crea un entorno en el que muchos cuidadores familiares tienen dificultades para pedir ayuda. No han identificado claramente los límites en torno a sus responsabilidades y capacidades.

Problemas comunes de los cuidadores familiares

  1. Cuidador familiar y aislamiento social

Cuando tu horario se ve dictado por la rutina de medicamentos de otra persona y las citas con el médico, no deja mucho espacio para sus intereses. Un cuidador familiar puede encontrarse involuntariamente aislado, atrapado en una rutina mundana que conduce a la depresión y, en casos graves, a la paranoia.

2. Cuidador familiar y tensión financiera

Incluso si ha creado un presupuesto para su estilo de vida, los costos inesperados y el aumento en el transporte o los suministros médicos pueden desequilibrar la cuenta bancaria de todos. Peor aún, cuidar de sus parientes mayores lo aleja de su empleo remunerado. Obliga al cuidador familiar a tomar decisiones difíciles. Esta tensión financiera también puede agravarse y generar resentimiento.

3. Cuidador familiar y agotamiento emocional

Mientras se convierte en el cuidador principal de los miembros mayores de su familia, esto también significa que los está viendo decaer ante sus ojos. Mientras te enfocas en ellos y los mantienes cómodos, pierdes de vista el procesamiento de tus sentimientos. En combinación con el aislamiento, los síntomas del agotamiento emocional pueden incluir problemas para dormir, desarrollar dolor crónico, aumento del estrés, fluctuaciones en el peso y depresión.

4. Cuidador familiar y disminución de la salud física

Bajo la presión emocional de manejar el horario de su pariente, es fácil dejar de cuidar su salud física. Es posible que no tenga tiempo en la mañana para hacer ejercicio o comenzar a comer más comida rápida según la disponibilidad. El peligro con esto significa que no estás en condiciones de cuidar a nadie. En 2014, un estudio europeo encontró un vínculo entre el deterioro de la salud de los cuidadores familiares y su mortalidad cada vez más temprana.

5. Cuidador familiar y gestión del tiempo

En un abrir y cerrar de ojos, su calendario pertenece a la vida de otra persona, y le resulta difícil encajar en mandados simples como comprar comestibles. Uno de los principales conflictos cuando eres el cuidador principal es que también aprecias el tiempo que pasan juntos. Si a su familiar se le diagnostica demencia o Alzheimer, cualquier momento lúcido o la oportunidad de conectarse se siente como una joya rara.

6. Cuidador familiar y pedir ayuda

Uno de los problemas más desafiantes que enfrentan los cuidadores familiares es simplemente pedir ayuda. Después de darse cuenta de que está abrumado, un cuidador familiar se avergonzará de pedir ayuda. Hay un estigma de fracaso adjunto y la creencia de que ha defraudado a su familia.

Soluciones fáciles para los cuidadores

Todos los problemas enumerados anteriormente pueden generar culpa y resentimiento en el cuidador. Abrigar estos sentimientos oscuros puede arruinar la experiencia y el tiempo con tus familiares. Al cuidarse a sí mismo, brindará a sus familiares mayores la mejor experiencia posible.

Encuentra soporte

En lugar de sentirse juzgado por alguien a quien ama o hablar con amigos, busque un grupo de apoyo. El enfoque aquí es conocer a otros cuidadores familiares y tener un espacio seguro para expresar sus frustraciones. Podrán compartir consejos y trucos de cuidados.

Programa tiempo para ti
Mientras estás ocupado dedicando tu tiempo a otra persona, te has olvidado de tomarte un tiempo para tus necesidades. Elige un día o una hora y haz las cosas que te has perdido. Esto incluye reunirse con un amigo para almorzar, tomar un café en una cafetería, tomar un baño largo o incluso una siesta. Una hora puede hacerte sentir completamente rejuvenecido. Después de que lo hagas una vez y te des cuenta de que está bien, te resultará más fácil programar más tiempo para ti en el futuro.

Ayuda de Calidad

Un aspecto importante de convertirse en un cuidador de tiempo completo es que quizás no conozcas la amplitud de las necesidades tuyas y de tu familiar. No está acostumbrado a pensar en tu pariente mayor como alguien que puede necesitar ayuda con su cuidado físico, mental, emocional y espiritual. Por eso Salus Care con profesionales educados en este campo que están capacitados para brindar tiempo de calidad a tu familia.

Nos mantenemos actualizados sobre todos los nuevos desarrollos geriátricos y brindamos un enfoque de atención a la memoria y especializado en demencias si así se requiere. Considera que el objetivo es darle a tu familia una calidad de vida elevada.

Si tienes preguntas sobre problemas que enfrentan los cuidadores familiares y requieres ayuda conéctate con nosotros y nuestro equipo de Cuidados y Enfermería: 55 5211 9000. (CDMX y Área Metropolitana)